Cristiano sentencia el Scudetto y sigue batiendo récords

Cristiano sentencia el Scudetto y sigue batiendo récords

Un doblete del exmadridista valió un sufrido triunfo ante la Lazio, que ya deja a los de Sarri con ocho puntos de ventaja sobre el Inter a falta de cuatro jornadas.

La Juventus ya tiene en el bolsillo su noveno Scudetto consecutivo, ganado una vez más sin apenas tener rivales. La Lazio soñó con arrebatárselo hasta el parón, pero desde la reanudación del campeonato cayó en picado y el de hoy, que pudo ser el enfrentamiento decisivo, se convirtió más que nada en una cuestión de honor. La Vecchia Signora triunfó gracias a un doblete de Cristiano y aumentó su ventaja sobre el Inter hasta los 8 puntos. Lo hizo, sin embargo, sin cancelar las dudas que causaron la derrota con el Milán y los empates con Atalanta y Sassuolo. A falta de cuatro jornadas, eso sí, la pelea por el título está sentenciada.

La noche arrancó con una doble sorpresa. Sarri renunció a Dybala, eligiendo en el tridente a Higuaín y Douglas Costa al lado de Cristiano, mientras que en el mediocampo se quedó fuera Pjanic y salieron de inicio Ramsey, Bentancur y Rabiot. El Pipita, sin embargo, sufrió molestias durante el calentamiento y fue baja a instantes del saque de incio. Le sustituyo la ‘Joya’.

Inzaghi, mermado por las lesiones, tuvo que apostar en la banda izquierda por Djavan Anderson (estreno en el primer minuto), y sin los titulares Luis Alberto y Leiva, en la medular actuaron Parolo y Cataldi. Los romanos, que llevan semanas en caída libre, aguantaron bien solo durante la primera parte, que fue bastante igualada.

Alex Sandro golpeó el poste con un cabezazo a pase de De Ligt e Immobile hizo lo mismo antes del descanso, con un potente disparo que se estrelló en la base de la madera. Entre esas dos ocasiones hubo más Juve que Lazio, y en la segunda parte los turineses recogieron los frutos de su buena actuación. Dos minutos después del comienzo de la reanudación, un disparo de Cristiano golpeó el brazo de Bastos en el límite del área.

El colegiado Orsato, tras haber revisado las imágenes del VAR, concedió la pena máxima como se está haciendo casi siempre en este tipo de jugadas. Obviamente la lanzó el luso, que sumó su duodécima diana desde los once metros en esta Serie A y su firma número 50 en la liga italiana. Nadie en la historia había logrado esta cifra tan rápido en el país de la bota (61 partidos), y tampoco nadie suma al menos 50 goles también en la Premier League y LaLiga. Más récords para su colección.

Cuatro minutos después el defensa Luiz Felipe perdió el balón en su mitad de campo entregándosela a Dybala, que se fue con Cristiano hacía la portería rival como hicieron Inzaghi y Barone ante República Checa en el Mundial 2006. El argentino, sin embargo, no imitó a Superpippo y le cedió el balón a su compañero para que lo empujara entre palos a puerta vacía. Fue el gol número 30 para el exmadridista: un delantero de la Juve no realizaba tantos desde John Hansen en 1952. Y el récord de Felice Borel (31), a falta de cuatro jornadas, también está a punto de caer.

La Juve perdonó la sentencia un par de veces (Cristiano cabeceó al larguero un centro de Dybala), en los últimos diez minutos los visitantes se volcaron al ataque y consiguieron recortar distancias. Immobile aprovechó un error de Szczesny y Bonucci, que le tumbó en plena área. El italiano realizó el penalti que le coloca en el primer puesto de los Capocannonieri junto con Cristiano (que intentó, sin éxito, aconsejar a Szczesny para que neutralizara el lanzamiento).

Los bianconeri tuvieron tanto miedo a desperdiciar otro 2-0 como les ocurrió ante Milán y Sassuolo, que Sarri quitó a Dybala (enfadadísimo) para poner a Rugani y jugar con tres centrales. Sin brillar y pidiendo literalmente la hora, el extécnico del Chelsea celebró una de las victorias más importantes de su carrera. La que valdrá su primer Scudetto.

Related Articles