Un efectivo Barcelona liquida el Leganés

Un efectivo Barcelona liquida el Leganés

El canterano Ansu Fati arregló un primer tiempo flojo por parte del Barca t ras dos ocasiones que perdonó el Leganés y Messi sentenció el partido por la vía del penal

El Barça tiró de efectividad para derribar la muralla del Leganés en un partido espeso, sin brillantez, que sirvió para sumar tres puntos y mantener la presión sobre el Madrid, que recibe al Valencia. Ansu Fati avanzó a los azulgrana cuando el primer tiempo agonizaba en la única ocasión del primer tiempo para el líder, después de que el Leganés, nuevo colista, perdonase: Lenglet y la madera salvaron sendas ocasiones. Messi sentenció de penalti, lo que permitió a Setién rotar el banquillo.

Javier Aguirre supo maniatar al Barça, hacerle desapacible la noche. Con un 5-4-1 que enjauló a los azulgrana, soñó con no irse de vacío. Lo tuvo cerca, pero para ganar en el Camp Nou hay que hacer algo más: el conjunto barcelonista siempre tendrá alguna ocasión. Y, con el talento que tiene delante, es probable que alguna entre. Por lo tanto, hay que ser efectivo ante puerta.

Cuando Ansu Fati arregló un primer tiempo muy flojo, tanto en lo individual como en lo colectivo, con un remate inapelable que supuso el 1-0, a tres minutos del descanso, el Barça no había rematado entre los tres palos.

Como mucho, un intento de Griezmann de llegar a un balón bombeado al área por Rakitic al que se avanzó el ‘Pichu’ Cuéllar y un cabezazo desviado de un balón que el delantero francés se encontró a centro también del croata. Nada más. Y entonces apareció Ansu.

El joven delantero tiene estrella y acertó a recoger un balón que, tras apertura de Messi, Junior Firpo logró mandar, a base de rechaces y rebotes, al área. Ahí Ansu controló y, en un palmo de terreno y entre un bosque de pies, borceguís y medias de jugadores del ‘Lega’, lanzó un balón imparable para Cuéllar, que pasó entre las piernas de Rodrigo Tarín.

El Leganés perdona

Mucho premio para el Barça en un primer tiempo en el que el conjunto pepinero perdonó dos veces sendas ocasiones muy claras. Las dos, de Guerrero. La primera, en una transición tras acción del Barça a balón parado que el conjunto azulgrana no supo contener. Se marchó Silva por la izquierda en un tres contra dos y la dio a Eraso, que no se atrevió a rematar y buscó un pase de la muerte a Roque Mesa, que vio a Guerrero, cuyo remate fue interceptado por Lenglet con un Ter Stegen que había salido a por uvas. Y, un minuto después, t iro al palo del propio Guerrero tras un balón colgado al área y muy mal defendido por el Barça.

El VAR interviene

Griezmann, sin embargo, dio la razón al técnico al rematar de primeras un centro de Semedo tras apertura, cómo no, de Messi. El VAR, que funciona en todas partes menos en el Estadio Alfredo di Stéfano, vio fuera de juego.

Y, poco después, Messi se fue de medio Leganés, soportando agarrones y empujones antes de ser objeto de falta dentro del área. Penalti que protestó todo el Leganés pero que el VAR ratificó. Messi no falló y, con la izquierda engañó por completo a Cuéllar.

Related Articles